Diésel e+ 


El gasóleo es una compleja mezcla de hidrocarburos procedentes del refino del petróleo y de biocarburantes.

Debe permitir una correcta combustión, protegiendo el sistema de inyección y de alimentación, además de evitar la corrosión de las diferentes partes del motor. De esta forma, a igualdad de otros parámetros de diseño, se asegura el cumplimiento de las especificaciones del fabricante del motor y así las prestaciones óptimas del vehículo.

  • Mantiene las prestaciones de estreno durante más tiempo.
  • No tiene azufre, lo que contribuye a reducir las emisiones contaminantes y a proteger el medio ambiente.
  • Repostaje más rápido, completo y sin salpicaduras.
  • Incorpora componentes renovables, contribuyendo al uso de energías alternativas y ayudando a reducir las emisiones contaminantes y gases de efecto invernadero (CO2).