No te olvides de tu caldera en verano

Es muy habitual olvidarnos de la calefacción de nuestra vivienda durante el verano. Cuando sube la temperatura nuestra atención se centra en otros aparatos, que son los que le vamos a dar uso y nos va a ayudar a sobrellevar esos días de verano tan calurosos, como el aire acondicionado, por ese motivo la olvidamos, en esta época del año, no es necesaria ni útil.

Al término del verano, sobre todo cuando bajan las temperaturas y empieza el frio, es cuando nos acordamos de la calefacción y en muchas ocasiones cuando conectamos la caldera, en ese momento que la necesitamos, muchas veces nos hemos encontrado con que la caldera no funciona, o avisa de algún tipo de error con lo que es conveniente avisar al Servicio técnico de reparación de calderas.

Muchas veces pensamos que al utilizar el agua caliente sanitaria procedente de nuestra caldera, la estamos utilizando, en parte si, pero la caldera tiene otras funciones como la calefacción que probablemente desde el mes de mayo hasta septiembre u Octubre deja de darnos ese servicio y son 5 o 6 meses “parada”.

Nuestra caldera de gas o de gasoil nos suministra “Calefacción y agua caliente sanitaria”

Aunque demos uso a la caldera en verano para utilizar el agua caliente, los elementos de la calefacción están en reposo, estos elementos se activan al conectar el termostato ambiente de la vivienda.

¿Qué ocurre en algunos casos con tu caldera?

Estos elementos de la caldera como son circuladora, sonda calefacción, vaso de expansión, válvula de tres vías, no han funcionado durante meses y es muy probable que cuando llegue el frío y accionemos el termostato sigan sin funcionar, sobre todo la circuladora debido a todos estos meses de inactividad.

Esto de traduce en un error en el panel de la caldera, avisándonos de que algo no funciona correctamente y por supuesto bloqueando la caldera y dejándonos sin calefacción y sin agua caliente sanitaria y justo en el peor momento… cuando llega el frío de verdad.

Para evitarlo, aconsejamos una revisión al finalizar el verano y que el técnico compruebe todos los elementos y supervise que todo funciona correctamente antes de conectarla.

Podemos aplicar nosotros mismos en casa unos pequeños trucos para que esto no ocurra o por lo menos minimizar el riesgo de averías. Es tan sencillo como activar el termostato de calefacción unos segundos durante la época de calor. Con ello conseguimos que la circuladora no se bloquee y pueda causarnos fallos en el futuro, basta con colocar el selector de la caldera en posición invierno y activar el termostato dándole una temperatura máxima que son los 30º centígrados, es decir, poner el termostato a tope, a la máxima temperatura. Si la temperatura de la estancia donde se encuentra el termostato es superior a los 30º la calefacción no se activará y deberemos encontrar otro momento del día donde la temperatura baje para poder activarla.

Si tenemos un termostato inalámbrico podemos colocarlo dentro de la nevera durante unos minutos con lo cual conseguiremos bajar de esos 30º y activar la calefacción.

Con dos o tres veces que sigamos este proceso de encender la calefacción no mas de 10 segundos durante los meses de calor conseguimos que el eje de la
circuladora no se agarrote, de esta modo al llegar el frío y activar la calefacción no nos causara ningún problema.

¿Por qué se bloquea?

Al tener la calefacción sin darle uso durante tantos meses la cal se deposita en el eje de la circuladora creando una película de cal sobre el mecanismo, si este es demasiado denso el motor de la circuladora no tendrá suficiente fuerza para romper esa cal acumulada, por lo tanto, no podrá hacer circular el agua de calefacción, el quemador si que encenderá pero el clixon de sobre temperatura bloqueará la caldera por que el agua comenzará a hervir dentro del intercambiador produciéndose un ruido como si tuviera piedras dentro de la caldera.

Tenemos que activar la calefacción durante unos segundos para que los elementos de calefacción actúen y no se bloqueen al llegar el invierno. No es necesario que se calienten los radiadores simplemente con 10 segundos es suficiente.

Esto mismo puede ocurrir con el agua caliente sanitaria sobre todo en vivienda que no sea la habitual, recomendamos encender la caldera abrir el agua caliente y posteriormente la calefacción durante unos segundos.

Fuente: alicantereparacion.com

Tags: , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies