Consejos para el mantenimiento de las calderas de gasóleo

Las calderas de gasoil, como cualquier otro tipo de caldera, necesitan ciertos cuidados y mantenimientos para obtener una alta eficiencia y durabilidad.

Las calderas de gasoil, son un tipo de calderas que poco a poco siguen ganando adeptos. Aún y que las calderas a gas se llevan la gran parte del pastel, las de gasoil juegan un papel muy importante en muchos hogares españoles.

Para todos aquellos que no lo sepan una de las grandes ventajas de utilizar gasóleo como combustible para calefacción es que su el mismo uso continuado del gasóleo protege al sistema y le proporciona una mejor conservación. Esto a la large se transmite en un menor costo de mantenimiento al reducir las revisiones y los gastos derivados. Es decir, es como si las calderas de gasoil se automantenieran completamente solas.

Pasemos a ver a continuación algunas acciones que mantendrán nuestra caldera en buen estado y harán que la durabilidad de ésta aumente. Algunas de las acciones podrán ser realizadas por nosotros mismos, pero otras como la limpieza del interior de la caldera de gasoil, deberán hacerlos técnicos perfectamente cualificados.

Limpieza interior de la caldera de gasoil

La limpieza interior de la caldera se debe realizar mínimo una vez al año. De esta manera se evitarán todo tipo de molestas averías y reparaciones innecesarias. Si no realizamos esta tarea de mantenimiento se puede mermar el gasto de combustible y que aumenten los gases tóxicos expulsados al medio ambiente. Esta tarea debe de ser realizada por un técnico especialista.

Limpieza de los filtros de gasoil

Es recomendable que periódicamente se haga una limpieza de los filtros de la caldera de gasoil. De esta manera evitaremos el acumulamiento de polvo y ceniza y regularizaremos las impurezas en el filtro. Esta es una tarea que podremos realizar fácilmente nosotros con un pincel empapado en gasóleo limpio.

Limpieza del quemador de la caldera gasoil

Se recomienda limpiar con un cepillo el quemador para evitar que queda polvo y suciedad. Para ello deberemos de desatornillar el quemador. Es algo que podemos hacer nosotros, pero si lo creemos conveniente podemos pedirle ayuda a un experto.

Limpieza de los electrodos y la boquilla inyectadora de la caldera de gasoil

Hablamos de unas piezas muy delicadas y costosas, así que es importantísimo tratar con cuidado estos elementos de nuestra caldera. Podemos limpiarlas nosotros mismos pero con muchísimo cuidado, a la que notemos el más mínimo desgaste, deberemos de cambiarlas por otras. En este caso, al ser piezas tan delicadas, es recomendable que la limpieza sea realizada por un técnico cualificado.

Revisar la llama de la caldera de gasoil

Esto es algo que podremos realizar nosotros sin ningún tipo de problema. Simplemente es estar atento a que la llama siempre tenga el mismo tamaño. De esta manera sabremos que nuestra caldera de gasoil está en perfecto estado. Otros factores a tener en cuenta es el nivel de tiro, los sistemas de ventilación y posibles fugas.

Todas estas acciones deben de ser relizadas asiduamente durante la vida de nuestra caldera. De esta manera nos aseguraremos un correcto funcionamiento de la misma. Obviamente la utilización de un buen gasoil también influirá en la eficiencia de nuestro aparato. A más calidad más durabilidad.

Como podeis observar, la mayoría de estas acciones de mantenimiento las podemos realizar nosotros mismos sin la necesidad de llamar a ningún técnico cualificado. Esto demuestra el fácil mantenimiento que una caldera de gasoil tiene.

Fuente: www.gasfriocalor.com

Tags: